dissabte, 13 d’octubre de 2007

Poemes d'amor

Tenim la sort de viure en un terra on podem presumir d’un gran nombre de persones vinculades al món de la cultura, ja siguin escriptors, pintors, escultors... però avui m’agradaria fer menció, més que del gran poeta que era, d’un dels millors poemes d’amor que he llegit mai, malgrat no sigui en català.

Qui no coneix el llibre “Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada” de Pablo Neruda? doncs, per mi, el poema 20... és impressionant, més que d’amor podríem dir que és de desamor, però quin sentiment que tenen les paraules.

Per si algú no el recorda, us el deixo per a que el pugueu llegir, i gaudir d’unes paraules i unes frases combinades tan perfectament que fan que una s’emocioni.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.



Aquí teniu dues adreces web per si voleu més informació sobre aquest gran poeta xilè:
http://www.neruda.uchile.cl/
http://www.fundacionneruda.org/home.htm

1 comentari:

the crow ha dit...

No hi ha més gran inspiració que el dolor, doncs no per haver estimat escric sino pel que costa oblidar. No es el desamor, la base d'aquesta composició, sino el dolor per deixar d'estimar, per deixar de sentir el que racionalment voldriem. En el fons sabem que l'estimarà sempre, doncs només així tindrà un sentit per viure.

Amagada viu la memòria,
gran aliada i enemiga,
la seva esquena es propera
la seva mirada altiva.
No es viure respirar,
desiciu es el sentir,
doncs l'oxigen no reposa
un cor que no deixa de patir.